Antonio Vilches Serra

VISUAL ARTIST

Comencé a pintar antes que a hablar. Mi incipiente mundo era un lápiz y un papel. Era un mundo muy vivo, mis dibujos parecían ya dotados de movimiento, imaginaba historias, las interpretaba en voz alta mientras dibujaba, sobre la mesa en un solitario rincón del salón, me sentía inmensamente feliz comenzando a  crear mi propio universo. Mi referente era Walt Disney, me fascinaba la forma en que transformaba sus bocetos, porque les dotaba de vida, para mí y esto es lo que más admiro de este gran genio es que llegó a crear su propio cosmos lleno de magia.

Entiendo la belleza como un rayo de luz que se filtra entre las cortinas muy de mañana. Yo siempre he querido ir detrás de ese rayo de luz, atraparlo e iluminar la imagen que intento reflejar sobre el papel. El plasmar la belleza es una constante en mi vida.

Mi madre también pintaba recuerdo como me escondía detrás de la puerta de la habitación donde colocaba el lienzo y el caballete para observar como se movía, pensaba, cantaba, mientras ese rayo de luz iluminaba toda la estancia.­

También me encantaba ver sus figurines de moda, bocetos, apuntes y libros en los que estudió diseño, las correcciones de su maestra, así empecé a realizar mis primeros  diseños de moda.­

Este fue el comienzo de un largo camino, mis actuales creaciones son el resultado de un proceso de observación, análisis, y mejora de técnicas.  Comencé con la técnica del óleo sobre lienzo, hasta utilizar la acuarela y la tinta como instrumentos habituales de mi trabajo artístico, utilizando papel rígido y grueso, para terminar realizando aquello por lo  me siento más atraído: las ilustraciones de moda y retratos de iconos, así como personajes de la actualidad.­

Busco la simplicidad, soy fiel al “menos es más” intento flexibilizar las líneas rígidas, para lograr lo que siempre he deseado al crear, dotar de vida a mis dibujos. Las líneas van tomando forma, consiguiendo un efecto inacabado.  Mis colores son sobre todo el negro, como decía Coco Chanel, “el negro arrasa con todo”, también el blanco, el rojo, y el beige.­

Mis iconos son  Paul Poiret, Christian Bérard, admiro diseños de Dior y Valentino, Rene Gruau, David Downton y ya más actual Marc Antoine Coulon.­

“La intensidad el agua no puede limitar una pequeña mancha de pintura fresca, repentinamente el liquido se desborda sin posibilidad de ponerle límites.

Llega un momento en que tu mundo, empieza a buscar el resguardo de un universo, ese instante nace en un momento determinado, tras una gestación lenta, como cuando se crea una nueva estrella. Nadie sabe cuando ni como, pero surge repentinamente…”